Colorete, blush, blusher, rubor, la denominación palidece ante el vasto horizonte de colores que hoy compone una paleta inagotable. Gústenos o no, el rubor representa uno de los mejores aliados de las damas pálidas. Por supuesto, usar rubor es aprender a caminar por un campo minado. Cualquier paso en falso puede ser fatal. Un brochazo de exceso puede situarnos en la ingrata representación de Columbina (personaje la Commedia dell’Arte) o en una menos aristocrática versión de María Antonieta. Con todo, aplicado con la suavidad de un adagio y con una acertada elección del color, el rubor (en tanto artificio cosmético) puede resaltar la belleza serena y atemporal de la piel que le teme al sol. Debo sin embargo aclarar que no siempre tuve al colorete por aliado. Le temía como a la plaga pues pensaba que la tonalidad rojiza en las mejillas me robaría el aire de vampiresa que pretendía a toda costa preservar. Franco error de la inexperiencia y del cliché. Una mala lectura de la literatura gótica y un rebelde afincamiento en la subcultura.

dsc07599Urban Decay (Obsessed)

Tuve que experimentar para comprobar que la vitalidad y la complejidad que le proporciona el blush a los contornos del rostro de nosotras “las pálidas” tiene una gracia que mal haríamos en subestimar. Finalmente entendí que los vampiros también adquieren la colorida vitalidad en sus mejillas después de alimentarse. Tuve igualmente que comprobar que muchas de las musas de mis obras de arte favoritas tenían dos cosas en común: su tez de porcelana y sus mejillas rosa o melocotón. Me bastó igualmente con ver -desde una perspectiva más pragmática- como los diferentes tonos de rubor podrían servir para marcar ángulos que deseaba destacar (en ausencia o en conjugación con el bronzer).

 dsc07602Charlotte Tilbury (Cheek to Chick-First Love)
dsc07611Pupa (like a Doll Luminys Blush) y The Balm (Frat Boy)

Así las cosas, en las lides del uso del rubor mi sugerencia consta de dos elementos esenciales (que por lo menos a mi me han funcionado). El primero, es el de tratar conservar la correspondencia entre los tonos del rubor y del labial. El segundo, es el de optar por los colores pálidos (tonos rosa, lilas, malva o durazno). Por supuesto, toda regla tiene su excepción. Por ejemplo, hay tonos tierra o bronceados (como el Lovejoy de Nars) que con buen pulso y buena brocha, pueden esculpir bellos pómulos propios del look de los 90.

dsc07586Los iuminadores con tonalidad rosa o durazno  pueden igualmente servir para complementar el efecto del blush

En las imágenes que acompañan este post dejo a su consideración algunos de mis rubores favoritos. He seleccionado aquellos de mi colección que podrían haber iluminado los rostros de aquellas arquetípicas bellezas que inspiraron grandes pinturas del romanticismo. Entre ellas, la trágica Ophelia (John William Waterhouse), la lánguida Joséphine de Beauharnais (Pierre-Paul PRUD’HON) y la Venus Verticordia (Dante Gabriel Rossetti).

dsc07593Milani (Luminoso)

dsc07614mirror2-jpj

Alejandra Calle

© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content

 

2 Comments on “Entre Musas y Coloretes

  1. Bellísimo blog, siendo maquilladora disfruto al encontrarme con comentarios y recomendaciones con tanto gusto, un placer leer las líneas de cada uno de tus post. Bellísima estética y fotografía…sin duda un homenaje a la belleza distinto y a esas musas que son inspiración.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: