+

El Contexto

Qué de dónde soy? Qué si soy irlandesa o judía? Qué qué apellidos tengo? Que esa palidez y gama cromática no son de aquí! Obviamente siempre respondo igual: soy paisa repaisa y con toda mi ascendencia próxima y conocida muy colombiana. Complemento tan trillada respuesta diciendo que al fin de cuentas todos aquí venimos de mezclas forjadas en otras épocas y que mi familia no debe ser la excepción a este mix. Y siguen las indagaciones, qué si ese es mi pelo (forma disimulada de preguntar si soy pelirroja y crespa natural), para lo cual también tengo una respuesta prefabricada: los crespos son míos y el rojo es cortesía de LOreál tal como alguna vez le dije a un ex jefe que me preguntó si yo era pelirroja por parte de mi papá o de mi mamá.

Que parezco un hada, una dama antigua y hasta una virgen me han dicho; gracias por lo que me toca, posiblemente tengo más definidos o explícitos los rasgos de una simbiosis arquetípica que todas encarnamos.

Reiterando que no soy una autoridad en nada ni en nadie puedo decir que además del cuidado de mi piel y de la preservación de mi pálida tonalidad original de fábrica, mis otras debilidades son los libros, los zapatos y los gatos. 

DSC_7271

Fotografía por Carolina Arroyave

Vanidad de vanidades, vilipendiada por muchos y criticada por otros pero siempre presente y constante en mi vida bajo la acepción coloquial del autocuidado y querer lucir bien. Nada que ver con el significado religioso que la elevó al grado máximo de pecado capital. Tuve la fortuna de que mi mamá además de ser culta, inteligente y adelantada a su tiempo, también cuidó mucho su piel y apariencia personal. Aprendí con el ejemplo y de ahí mi fascinacióin crescendo desde que era niña por las cremas de belleza, cosméticos, perfumes, frascos, frasquitos, literatura y todo lo relacionado con la vanidad y la belleza. 

Los libros siempre han sido uno de mis lugares seguros favoritos, me han acompañado, enseñado y transportado en el tiempo y en el espacio. Junto con el criterio y el discernimiento, ellos fueron guías y anclas en mis tiempos de estudiante de derecho, posgrados y durante mi ejercicio profesional en el sector privado. También han sido faros en mis incursiones académicas en asuntos de moda y belleza; lo fueron en mi fugaz etapa de empresaria de moda en el sector del calzado y bolsos y seguirán siéndolo per secula seculorum. Ratona de biblioteca desde siempre y por siempre.

Los zapatos son caso aparte. Fetiche, Talón de Aquiles y placer culposo en su máxima expresión.

Fiel y devota súbdita de mi gatolandia (sindigato conformado por un trío bigotudo que adoro, me domina y al cual cada día le encuentro más encanto y belleza).

DSC_7423_

Fotografía Carolina Arroyave

La cereza del pastel: no soy de lavar y planchar, soy de lavado en seco #sorrynotsorry.

PHOTO-2018-06-02-14-34-26

© Derechos Reservados 2018 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.
DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.© Adriana Palacio and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Adriana Palacio and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content.
+

La Debutante

Por: Adriana Palacio

DSC_7889

Fotografías por Carolina Arroyave

Me asomo a este espejo de forma soslayada, muy de ladito, no de frente como solemos mirarnos ante los espejos que encontramos a nuestro paso. Estoy debutando en el arte de escribir y hacerlo aquí es un sueño hecho realidad y a su vez enfrentar uno de mis más grandes miedos, ser leída por otros, someterme a su escrutinio. Pero en fin, si a mis cincuenta años no empiezo a hacer lo que siempre he querido, para cuándo lo pienso dejar?

Aclaro, no soy escritora, ni periodista, ni experta en moda o en belleza, si acaso soy una experta en ser “cara pálida” como alguna vez una compañera de la universidad me llamó creyendo que estaba insultándome.

Me presento ante ustedes con mis mejores galas, con mi “blancura perlada” como una de mis amigas la bautizó. Cuido mi tonalidad “original de fábrica” como uno de mis mayores tesoros, le huyo al sol como si fuera el enemigo público y creo que muchos me consideran un poco sicópata porque no disfruto la playa, las piscinas, asolearme ni calcinarme para coger colorcito de australiana surfera o modelo de bronceador (anaranjado o terracota). Es más, cuando decido (me toca) ir a lugares con asoleada incluída regreso más pálida de lo que me fui.

Apenas me estoy familiarizando con los baños de luna y sus encantos pero los prefiero una y mil veces sobre los baños de sol y sus devastadores efectos: arrugas, envejecimiento prematuro, manchas, pecas, melanoma maligno y ni para que seguir.

Mea culpa, abusé del astro rey hasta los veinte años cuando me salieron unas manchitas blancas en las piernas y el diagnóstico fue un principio de vitiligo – no sé si es una herejía médica usar esta expresión-, pero es lo que recuerdo dijo el doctor cuando fui a consulta por los aparentes hongos que me salieron al regresar del consabido paseo familiar a Coveñas.  Lo peor fue que el tratamiento para las manchas adquiridas por mis frenéticas asoleadas de piernas en los recreos del colegio, en el balcón y patio de mi casa, en los paseos y en cualquier lugar donde pudiera broncearme, fue tener que usar una crema que me hizo descamar como seis meses seguidos. Producto de dicha descamación y sus desagradables efectos a la vista tuve que archivar las minifaldas por un buen tiempo y mis piernas firmes y torneadas  propias de la juventud quedaron confinadas a los pantalones y jeans de la época.

Gracias a este episodio y a los artículos de las revistas de la época que empezaron a prevenir sobre los efectos nocivos y daños colaterales causados por la exposición a los rayos ultravioleta empezó mi fobia al sol, al trópico, al calor, a todo aquello que amenazara mi piel, mi tonalidad original.

Antes de entrar al universo de Espejos en el Ático y las rutinas Porcelana Glam no había conocido a alguien que cuidara y atesorara su palidez como yo. Encontré una gran coincidencia en el tema estético y en la ponderación de la palidez, la piel de porcelana y todo aquello que la orbita. Et voilà, aquí estoy empezando a escribir!

Luego les contaré cómo me inspiran la belleza y la estética; y como vibra y se conmueve mi alma con las notas armónicas que de aquellas brotan.

Espero sigamos palideciendo juntos!

 

 

 

© Derechos Reservados 2018 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.
DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.© Adriana Palacio and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Adriana Palacio and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content.

 

 

 

 

 

 

+

Ingredientes del K-Beauty: la Magia de las Abejas

 

Ilustración por Catalina Jaramillo
Texto: Maria-Alejandra Calle (PhD)

Hoy comenzamos un recorrido a través de algunos de los ingredientes más comunes de la cosmética coreana. La esencia del K-Beauty se encuentra particularmente vinculada a sus fórmulas impresionantemente eficaces que son generalmente delicadas y ricas en ingredientes botánicos. Realizaremos una serie de posts en instagram y en nuestro blog. De la mano de las bellas ilustraciones de Catalina Jaramillo conoceremos más sobre las fórmulas de los productos que solemos atesorar. Comenzamos con un ingrediente caracterizado por su ancestral uso cosmético y medicinal (no sólo en Corea sino también en todo el orbe). God Save the Queen! Larga vida a las abejitas. De ellas no sólo depende nuestra agricultura. Los productos apícolas han sido incorporados en la cosmética y en la medicina oriental desde hace eones.

La Miel

Sin lugar a dudas, la miel es el humectante natural por excelencia. Recordemos que el rol de los humectantes es  prevenir la pérdida de humedad e hidratación de la piel. La miel es un ingrediente rico en antioxidantes que a su vez es anti inflamatorio, antimicrobiano y cuenta con propiedades emolientes. Es normalmente usado en fórmulas para tratar la resequedad, el acné y la irritación de la piel. La composición química de la miel es reconocida por sus propiedades para acelerar la curación y prevenir infecciones. La textura suave y rica también ayuda a que la piel conserve los niveles de humedad por largos periodos de tiempo. ¿El resultado? Una tez resiliente  y con un lustre sin par.

Propóleos

A su vez, el propóleo es reconocido por sus capacidades curativas, antisépticas y reparadoras. Se le atribuyen propiedades para ayudar a equilibrar, curar y calmar la piel irritada o acneica. También se le atribuyen propiedades para acelerar la tasa de crecimiento celular y descongestionar los poros. El propóleo es un ingrediente antibacterial y funciona como un excelente agente antiinflamatorio. Nutre profundamente la piel y fortalece la barrera cutánea.  No sorprende entonces que en la antigüedad tanto Egipcios, Asirios y Griegos lo hubiesen usado para múltiples propósitos (su uso data del año 350AC). Por ejemplo, los egipcios no sólo lo empleaban para embalsamar cuerpos. Se dice que además de sus baños de leche y miel, Cleopatra usaba propóleos, ingrediente poderoso y místico asociado con la conservación. No olvidemos que el propóleo es la goma que usan las abejas para construir y sellar sus preciosas colmenas.

Veneno de Abeja

Este ingrediente de más novedosa incursión en la cosmética es usado especialmente por sus beneficios “anti-edad”. Aunque aparentemente el boom del bee venom y sus métodos amigables para la recolección es ampliamente asociado con marcas de Nueva Zelanda, Corea del Sur no ha sido ajena a la incorporación de este ingrediente en su oferta cosmética. El veneno de abeja posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Acelera la cicatrización de piel dañada y disminuye las bacterias que producen acné. Contiene un compuesto denominado “melitten” reconocido por sus propiedades antiinflamatorias (se piensa que es más poderoso que la hidrocortisona). Cuenta la leyenda que el veneno de abeja descompone las membranas celulares, lo que engaña el cuerpo haciéndole creer que se encuentra bajo ataque. El cuerpo responde aumentando la circulación, desencadenando la producción de colágeno e incluso relajando los músculos faciales. Los adeptos a este ingrediente sostienen que esto lo hace un gran aliado en los tratamientos anti-edad (ej., previene y repara arrugas finas). De allí que se piense que el mismo puede ser un sustituto natural de la toxina botulínica  (ej. Botox y Xiomin).

A menudo se asevera que el método para recolectar el veneno de abeja no mata ni daña las abejas y que de hecho, algunos apicultores dicen que incluso ayuda a aumentar la producción de miel. Lo cierto es que es mejor verificar cual es la reputación del productor. En lo particular, sólo he comprado productos de Benton (marca reconocida por el uso de este “mágico” ingrediente). que es una marca certificada  Cruelty Free por PETA .

Algunos de los productos curados por Espejos en el Ático  incluyen en su formulación estos ingredientes. Los siguientes  son algunos de los  productos formulados con miel  frecuentemente incluidos en nuestras cajas Porcelana Glam.

 

I_m_From_Honey_Cream_CC_170309

I AM FROM-Honey Cream

13295_shop2_663727

A’PIEU Bellflower With Honey Heating Mask

10462_l__19274.1515735332

INNISFREE Canola Honey Serum

¿Quieres incorporar un poco de la magia de este ingrediente a tu rutina de cuidado de la piel? Este set curado por Espejos en el Ático puede resultarte tentador. Escríbenos a espejosenelatico@gmail.com  si quieres adquirirlo o si deseas crear o complementar tu rutina de K-Beauty con productos ´must have´formulados con estos preciosos ingredientes.

 

Processed with VSCO with a9 preset

 

 

© Derechos Reservados 2018 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.
DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.© Alejandra Calle and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content.