+

El Cuidado de mi Piel como Ritual Cotidiano

 

Hace unos días escribí sobre el fenómeno del K-Beauty (Belleza Coreana) y su impacto en la industria de la belleza a nivel global. En mi texto mencionaba la prioridad que se le otorga al cuidado de la piel por encima del maquillaje (‘Skin First’). Las coreanas entienden el proceso del cuidado de la piel como un proceso holístico. Una buena alimentación, hábitos saludables, protección solar y un conjunto de 10 pasos son vistos como elementos indispensables para adquirir y preservar una piel impecable (entendida como una piel humectada, hidratada, firme, sin manchas y muy luminosa).

DSC_4059

 

Últimamente he estado recibiendo muchos mensajes de mujeres (y también de hombres) que se encuentran incursionando en el sistema coreano para el cuidado de la piel. Muchas preguntas se relacionan no sólo con mis productos preferidos (ahora que estoy ad portas de culminar mi treintena), sino con los pasos que sigo cuando de cuidar de mi piel se trata. Es importante aclarar que en este texto no pretendo recomendar sino ilustrar sobre mis hábitos de cuidado. El famoso sistema de los 10 pasos del K-Beauty es bien conocido en occidente gracias a la labor de expertas curadoras como Charlotte Cho (Soko Glam) y de Alicia Yoon (Peach & Lily). Sin embargo cada persona lo acomoda a la medida de sus circunstancias, preferencias y por supuesto, de su bolsillo. Los siguientes 10 pasos no constituyen -como alguien podría pensar- un largo y exhaustivo proceso. En mi cotidianidad, los momentos de ocio existen a cuentagotas. Mi agenda no es la de Scarlett O’Hara. Mi día no se va entre bailes de salón ni horas muertas en frente del espejo. Como muchas de mis congéneres ocupadas y workaholics, trabajo aproximadamente 10 horas al día y además también tengo un hogar.

DSC_4145

Así las cosas, mi ritual para el cuidado de la piel aunque prolífico, sólo me quita en promedio 15 minutos cada mañana y cada noche (salvo que use una mascarilla, lo que por lo general reservo para fines de semana). Se trata de un espacio de bienestar, un ritual intimo y casi lúdico que disfruto hasta más no decir. Es un momento para dedicarme a mi misma, para mimar y cuidar del órgano más grande de mi cuerpo: mi piel.

DSC_4201

Los siguientes pasos tienen un propósito diferente pero complementario: limpiar, preparar, tratar, hidratar y proteger. En el K-Beauty la forma de aplicación de los productos es tan importante como la formulación de los mismos.

Rutina K-Beauty de Día:

*pasos ocasionales

  1. Limpiador en Crema
  2. Limpiador en Gel
  3. Exfoliación*
  4. Tónico (al igual que la esencia, se deposita sobre la palma de las manos. Presionamos directamente sobre el rostro repetidas veces, dando toques sobre la piel para estimular la circulación y la absorción del producto).
  5. Crema de Contorno de Ojos (aplicar con toques delicados, por ejemplo, con el dedo del corazón)
  6. Esencia
  7. Serum, Booster o Ampoule
  8. Sheet Mask*
  9. Hidratante
  10. Protector Solar

 

Rutina K-Beauty de Noche:

*pasos ocasionales

  1. Limpiador en Crema
  2. Limpiador en Gel
  3. Exfoliación*
  4. Tónico
  5. Crema de Contorno de Ojos
  6. Esencia
  7. Serum, Booster o Ampoule
  8. Sheet Mask*
  9. Hidratante
  10. Sleeping Pack

 

En qué consiste la Doble Limpieza?

Remover el maquillaje es apenas la punta del iceberg. De una buena limpieza depende la eficacia de los otros productos que vamos a utilizar. El sudor, las células muertas, y las impurezas ambientales que se acumulan en los poros (especialmente cuando vivimos en ciudades con un alto nivel de polución) son un caldo de cultivo perfecto para el acné, las espinillas y para la perdida de luminosidad en el rostro. De allí que las coreanas utilicen el sistema de la doble limpieza compuesto de un limpiador a base de aceite y otro a base de agua.

DSC_4210

  • Limpiador a base de Aceite (o crema): Es bastante útil para disolver el maquillaje. No obstante, tenemos que tener cuidado de no usar aceites que dejen residuos grasos que puedan obstruir los poros. Personalmente no soy muy amiga del aceite de coco y similares para estos efectos. Usualmente lo uso sólo para remover el labial o para el cabello. Nótese que los productos a base de aceite elaborados con tecnología coreana usualmente se convierten en una especie de emulsión al contacto con el agua (dado que no se encuentran compuestos totalmente de aceite). Mi sugerencia es comenzar por el área de los ojos y labios. Con esto evitaremos esparcir labial y pestañina por todo el rostro cuando estemos disolviendo el maquillaje de toda la cara.
  • Limpiador a base de agua (gel o espuma): Luego de remover el maquillaje con la crema o el limpiador a base de aceite, procedo entonces a lavar mi rostro con una espuma facial. Este paso es fundamental para remover los residuos que aun pueden quedar de maquillaje, sudor y suciedad. Las coreanas y las japonesas suelen utilizar una especie de redecilla para generar abundante espuma que aplican directamente en el rostro.

 

Tonificando la Piel: El Preludio del Tratamiento

DSC_4253

El tónico se ha convertido en un producto imprescindible en mi rutina del cuidado de la piel. No se trata de un agua incolora con glicerina (y mucho menos con alcohol, horror de horrores!). Tanto los tónicos coreanos como los japoneses, son usualmente concebidos y formulados para restaurar y/o balancear el Ph de la piel luego de la limpieza (dado que Ph de la piel se afecta por el nivel de acidez de los jabones). Hoy encontramos en el mercado coreano excelentes tónicos muy delicados enfocados en la hidratación (aunque algunos pueden contener ingredientes exfoliantes y para el control de grasa). En su libro, Charlotte Cho emplea la metáfora de la esponja para explicar la función  del tónico en el ritual de cuidado de la piel. Pensemos que la piel es una esponja. Sí la esponja se encuentra seca, es bastante difícil que una crema sea absorbida por la misma (generalmente se queda intacta en la superficie). Por el contrario, si humedecemos la esponja, veremos como la crema comienza lentamente a penetrar la superficie de la esponja. Es importante anotar que algunas marcas no emplean la palabra tónico para referirse a esta clase de productos. Marcas como la tradicional Innisfree usan en vez la palabra ‘Skin’ en su línea de tónicos.

DSC_4327

Así las cosas, cuando usamos el tónico (formulado a la medida de nuestras necesidades), estamos preparando la piel para que absorba los otros productos con los cuales pretendemos nutrirla, repararla, hidratarla o humectarla. Personalmente me abstengo de usar tónicos astringentes o con alcohol. A este punto tengo que decir que mi piel es mixta pero tiene una fuerte tendencia a la deshidratación. Esporádicamente puedo experimentar algún brote, particularmente en días muy húmedos.

DSC_4281

 

Una Buena Exfoliación

Se trata de un paso que sí bien no realizo todos los días, no puede faltar en mi rutina de belleza semanal. Es sabido que una buena exfoliación es importante para obtener una piel luminosa, de tono uniforme y de textura suave al tacto. También es conocido su rol en la regeneración celular. De acuerdo con Cho, este paso también puede estimular la producción de colágeno (necesario para la firmeza de nuestra piel), mejorar la circulación y disminuir las arrugas superficiales. La piel se siente muy limpia después de lavarse, tonificarse y exfoliarse (léase squeky-clean!).

 

DSC_4897Yo usualmente intercalo el uso de exfoliantes mecánicos y químicos. Entre los exfoliantes mecánicos me encantan los de granitos de arroz (cocido) y los de azúcar. Los uso cuando siento que puedo tener alguna ligera descamación en la nariz o barbilla.

Sin embargo, suelo recurrir con mayor frecuencia a los exfoliantes químicos, tales como los ácidos alfa hidroxi (AHA) que son excelentes para remover las células muertas. Nótese que los exfoliantes químicos a base de ácidos beta hidroxi (BHA) son considerados productos ‘héroe’ para aquellas pieles propensas al acné. Sobre esto les puede decir más un dermatólogo que una investigadora en Derecho Internacional obsesionada con el cuidado de la piel. Sin embargo, mis ‘dos centavos’ de conocimiento en este tema me los ha proporcionado la experiencia y mi interés (casi científico) en el área. La primera vez que usé los exfoliantes quimicos, fue cuando conocí la fantástica línea para el cuidado de la piel de Paula’s Choice.

 

El Corazón del K-Beauty: Los Tratamientos

 DSC_4150

Luego de limpiar , tonificar y exfoliar la piel, procedo a usar los diferentes productos que de alguna manera pueden constituirse en el corazón del ritual coreano del cuidado de la piel. Son ellos la ‘Esencia’ (Essence)’, el ‘Serum’ o Ampoule’ y la famosa ‘Sheet Mask’. La Esencia no es otra cosa que un liquido ligero (algunas veces puede ser un gel) que contiene ingredientes activos que nos ayudan a ‘tratar’ problemas específicos. Hay esencias que se concentran en proporcionar extra-hidratación (como las de té verde), en aclarar la piel o en reducir la apariencia de los poros o de los signos de la edad.

DSC_4117

Luego de la esencia procedo con la crema para el contorno de los ojos. Aunque algunas personas utilizan este tratamiento casi al final de la rutina, yo he visto que varias expertas en K-Beauty usan esta crema antes de aplicar la esencia pues consideran que es conveniente proteger esta delicada zona antes de proceder con otros productos.

DSC_4163

Ahora continúo con el Serum, Booster o Ampoule. Honestamente todas estas denominaciones pueden ser confusas. Sin embargo poseen una función muy similar: la de proporcionar un tratamiento intensivo (mucho más que el de la esencia). Su textura es algo más espesa que la de la esencia y se encuentran formulados con una concentración de ingredientes mucho más potente. Es importante tener cuidado cuando usemos serums, boosters o ampoules que contengan ingredientes tales como vitamina C o Retinol en la medida en que los mismos pueden incrementar nuestra sensibiliad a a los rayos UV (tendremos que incrementar nuestra protección solar sí queremos conservar nuestra piel luminosa).

DSC_4443

Debo anotar a este punto que por lo general espero unos minutos entre cada ‘capa’ de producto aplicado. En mi experiencia, entre cada aplicación pueden transcurrir 1 o 2 minutos hasta que los productos sean totalmente absorbidos por mi piel. Entre tanto puedo hacer mil cosas, una copa de vino blanco que precede la cena puede ser un buen ejemplo. Sacar a mis perros a dar un paseo obligado es otra de mis coditianas posibilidades.

 

LaSheet Mask’: Una Pequeña pero Grata Indulgencia

DSC_4965

Como en el caso de los exfoliantes, el uso de la mascarilla constituye un paso ocasional. Suelo esperar hasta el fin de semana para consentirme con alguna mascarilla que tenga un propósito particular (ojos, rostro o líneas de expresión). Mis preferidas son las hidratantes, reparadoras y aclaradoras. Para este paso definitivamente tendremos que contar con algo más de tiempo (unos 15 o 20 minutos).  Por eso es que muchas personas pueden preferir usarla en la noche. Sin embargo las coreanas tienden a usarlas en la mañana, de manera que sus efectos puedan ser aprovechados durante el día! Son ellas la quintaesencia del ‘me time’. De esos minutos extras que prologan el sentido de ritual cotidiano. Sabemos que las sheet masks son quizá el producto más popular de Corea (además de la BB Cream y las Cushion) ¿Pero a todas estas que es las hace tan especiales? Estos pequeños tesoros (mascarillas de fibra de algodón o de hidrogel) vienen sumergidos en esencia, boosters o ampoules. Cho explica en su libro que cuando nos aplicamos un producto, los ingredientes con los cuales este viene formulado comienzan a evaporarse al entrar en contacto con el aire. Lo anterior sucede antes de que los mismos puedan entrar efectivamente en la epidermis. Con el uso de las sheet masks ‘forzamos’ a nuestra piel para que por un lapso de 15 o 20 minutos pueda absorber los nutrientes con los cuales viene formulada la mascarilla.

DSC_4390

Todas aquellas personas que alguna vez hayan usado una mascarilla coreana, habrán notado como la piel se siente inmediatamente renovada (i.e., más luminosa, firme y humectada). Recordemos que estas mascarillas no se aplican para ser removidas con agua. Cada gota de esencia es preciosa. Podemos usar el resto de esencia que queda en el paquete de la sheet mask en otras áreas del cuerpo. No recomiendo guardar la mascarilla luego de su uso (ni siquiera en la nevera). Contrario a lo que algunos recomiendan es importante tener en cuenta que cada sheet mask ha sido elaborada para un sólo uso! Úsenla y deposítenla inmediatamente en la basura. El uso y la exposición al aire puede contaminarla. Yo lo intenté una vez y la tuve que retirar inmediatamente porque mi piel comenzó a irritarse.

 

Hidratando mi Piel: Buscando el Efecto ‘Chok-Chok ‘

DSC_4675

En el mundo de la belleza coreana, los productos hidratantes vienen en muchas presentaciones y fórmulas. Dependiendo no sólo de nuestro tipo de piel, sino también de la hora en la que el producto vaya ser utilizado alguien podría preferir un hidratante más o menos ligero (solemos reservar para la noche aquellas de textura más densa o cremosa). Una de las cosas que más me gusta de los productos coreanos es que son frecuentemente formulados con una textura ligera y por ello no dejan sensación grasosa. Es importante anotar que los productos hidratantes también suelen ser clasificados con numerosos nombres y por ello puede ser fácil confundirse. En más de una ocasión he visto a los mismos vendedores (no coreanos) perderse en las diferentes denominaciones. Entre los productos hidratantes coreanos (y japonenses) podremos encontrar las siguientes categorías: emulsiones (emulsions), lociones (lotions), cremas (creams), cremas en gel (gel creams), aceites faciales (facial oils) y mascarillas para dormir (sleeping packs/masks). Veamos cuáles son las diferencias:

Emulsión: Se trata de un hidratante ligero que ha sido formulado con algunas gotas de aceite. Son usualmente recomendados para pieles grasas y mixtas.

Lociones: Este producto se encuentra entre la frontera entre la emulsión y la crema. Por lo general se recomienda para todo tipo de piel. Aquí yo misma me he confundido pues hay productos japoneses que son similares al tónico (i.e., muy líquidos) que también se clasifican como lociones. Finalmente todo depende de la denominación que use la marca).

Cremas: Formuladas con una mayor concentración de aceite lo que hace que sean excelentes emolientes. De acuerdo con Cho, el propósito de las cremas es el de no dejar escapar la humedad de la piel. Son comúnmente usadas en las horas de la noche pues es este el momento en que nuestra piel se regenera. También se recomiendan para pieles secas y maduras.

Cremas en Gel: Se absorben rápidamente dado que son de textura muy ligera y a base de agua. Son recomendadas para hidratar pieles grasas o propensas al acné.

Aceites Faciales: Formulados para usarse después del tónico. También pueden mezclarse con otros hidratantes (e.g., lociones). Los aceites faciales suelen ser muy ligeros y de fácil absorción. Contrario a lo que alguien podría pensar, dejan la piel con una textura satinada. Son recomendados para pieles secas.

DSC_4591

Sleeping Packs/Masks: Este es uno de mis productos favoritos. La mascarilla nocturna es también una especie de ‘cuidado extra’ que complementa de maravillosa manera los otros tratamientos (o pasos). Los hay formulados para proporcionar firmeza o tonificar la piel (e.g., los de colágeno y elastina), para repararla (baba de caracol y vitamina C), para aclararla o iluminarla ( los de arroz, extracto de perla y vitamina C) o simplemente para hidratarla profundamente. Por lo general tienen una textura gelatinosa o ligeramente cremosa. Yo tengo un arsenal de diferentes marcas que suelo rotar con entusiasmo. Luego de usarlos, a la mañana siguiente, despierto con la piel profundamente hidratada, luminosa y renovada.

DSC_4587

Como mi piel suele deshidratarse con facilidad, me encanta poner diferentes capas de productos hidratantes de textura ligera. Así, en las mañanas luego de los obligados pasos de la esencia y el serum procedo entonces a aplicar una emulsión, luego un gel de aloe y luego el protector solar. Si por el contrario se trata de la noche, procedo a aplicar una crema o un sleeping pack (luego de la emulsión). Por supuesto todo depende de cómo se encuentre mi piel en ese momento. Según sea del caso puedo omitir algún producto o adicionar otro. Debe resaltarse que el ritual de la belleza coreana es concebido como una especie de guía y no como una camisa de fuerza.

En futuras ocasiones estaré hablando de mis marcas preferidas y mis productos favoritos. Aquellos que permanecen en el pedestal de mis aliados predilectos.

 

Alejandra

mirror2-jpj

 

Fotografía: Carolina Arroyave

© Derechos Reservados 2017 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content

 

 

 

 

+

Rituales de Bienestar Cotidianos: ‘Cajas de Pequeñas Indulgencias’ de la Boutique de Espejos en el Ático

Muchas personas suelen preguntarme por las Cajitas de Pequeñas Indulgencias (Pick me up Boxes) que he estado mostrando recientemente en mi galería de Instagram. Entiendo el concepto de ´pequeñas indulgencias´ como ´placeres mundanos´. Pequeñas gratificaciones que conducen a la experiencia del autocuidado y del ritual cotidiano. El estrés, el tiempo limitado y las diversas prioridades que tenemos cada día pueden impedirnos el cuidar de ciertos aspectos que podemos estar descuidando.

DSC_4965

Mis cajas de indulgencias se componen de productos cuidadosamente curados. Cada cajita es elaborada por encargo, toda vez que los pequeños placeres de bienestar se eligen a la ´a medida´ de la persona a la cual se encuentran destinados ¿Necesitas sorprender a un ser querido que necesite levantar su estado de animo? (Pick Me Up)

DSC_5477

¿Conoces a una mujer maravillosa con poco tiempo para mimarse un poco con una taza de buen té, una mascarilla revitalizante o un labial precioso que le haga sonreír cuando se mire al espejo? Quizá pudieras ser tú quien necesite de ese espacio íntimo y personal (´Me Time´) que nos ofrece el ancestral ritual del cuidado de la piel.

DSC_4495

Detrás del Espejo se narran múltiples historias. Quieres sorprenderte a ti mism@ o alguien cercano a tu afectos? ¿Cómo quisieras consentirte? Quisieras tener un fabuloso set de mascarillas (sheet masks) coreanas especialmente curado de acuerdo a las necesidades de tu piel? ¿Qué tal combinar ese set con una mezcla de té digno de una Emperatriz Rusa? O tal vez quisieras productos ícono ‘de la  belleza coreana (k-beauty) para el cuidado de la piel?

DSC_4938

 

Puedes escribirme contándome tus preferencias y elaboraré para ti o tu ser querido una cajita que encierra experiencias hedonistas o frugales de bienestar y autocuidado.

mirror2-jpj

Alejandra

 

 

Fotografía: Carolina Arroyave

© Derechos Reservados 2017 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content

 

 

 

 

 

+

El Encanto Cotidiano de la Belleza Coreana: Una mirada al fenómeno del K-Beauty

En un post anterior con motivo de mi experiencia en Japón hablé de mi fascinación por los estándares de belleza asiática, particularmente de la Japonesa. Es difícil abanderar la idea de ‘tener una piel de porcelana’ o de conservar una piel luminosa e impecable sin pensar en el cutis casi translucido y humectado de las coreanas. Y es que no puede tomarnos por sorpresa el que el fenómeno del ‘k-beauty’(belleza coreana) se haya tomado a occidente por asalto. Los empaques lindos y divertidos, las mascarillas de hidrogel o de algodón, las tintas para labios y el culto al protector solar representan apenas la punta del iceberg. Detrás de los famosos ‘10 pasos’ popularizados por Charlotte Cho (creadora de Soko Glam) se revela una obsesión ancestral y casi mítica por la idea del cuidado de la piel como ritual y encanto cotidiano.

Es así como el ritual de la belleza coreana se manifiesta como expresión de una cultura que privilegia un rostro inmaculado y luminoso. Que resalta la idea del auto-cuidado, del ‘primero la piel’ antes que del maquillaje elaborado para cubrir o disimular lo que  en principio, puede (y debe) ser tratado. El k-beauty puede ser interpretado como un sistema que entiende que el cuidado de la piel constituye una inversión (en tiempo y en dinero), que los ingredientes y las formulas son tan importantes como su modo de uso.

Para Charlotte Cho, quien con gran éxito ha popularizado el sistema de la belleza coreana en occidente a través de su libro ‘The Little Book of Skincare: Korean Beauty Secrets for Healthy, Glowing Skin, el ritual del cuidado de la piel debe ser concebido como algo divertido y relajante. Con frecuencia he escuchado el que los productos para el cuidado de la piel desarrollados en Corea del Sur le llevan por lo menos una década de ventaja a los productos creados en occidente. El boom de la cosmética coreana a llevado a que reconocidas marcas occidentales se encuentren actualmente posando sus ojos en lo que se desarrolla en Seúl. Incluso el gran retailer Sephora tiene ahora su propia sección dedicada al k-beauty. Gracias a las maravillas del E-Commerce, las occidentales fanáticas del cuidado de la piel puedan ya acceder a las ‘joyas de la corona’ del k-beauty en boutiques online (incluyendo la de yours truly). Productos de marcas como Amore Pacific, Neogen, Missha, Too Cool For School, Innisfree, Etude House, Beyond y Tonymoly pueden ser adquiridos sin tener que ir a Seul y sin necesidad de pagar una fortuna. El problema es no perderse en un laberinto de informacion y en un sistema de cuidado de la piel con el cual occidente apenas comienza a familiarizase. Doble limpieza, exfoliación (química y/o mecánica), tónicos (skins, lotions) esencias, Serums, ampoules, boosters, emulsiones, sheet-masks, sleeping packs, son algunos de los productos que conforman el universo del ritual coreano para el cuidado de la piel. Nótese que aquí no estoy abordando el tema del maquillaje, porque entre cushions, BB creams, CC creams, tintas, tear eye drops, tendríamos también para rato.

160107_DX_K-Beauty.jpg.CROP.promo-xlarge2

Para nadie es es sorpresa el que Corea del Sur sea un país ampliamente reconocido en el ámbito de  la tecnología y la innovación. Lo anterior no ha sido ajeno al desarrollo de su titánica industria cosmética. De acuerdo con Charlotte Cho, un producto que puede desarrollarse en Corea en un término seis meses, podría tardar entre dos y tres años en desarrollarse en occidente (ver video The Korean Skin Care Trends You Need to Know About 2016)

El rol de las consumidoras de productos de belleza en el mercado interno coreano también constituye una fuerza significativa en el desarrollo de sofisticados productos cosméticos. La mujer coreana es una consumidora exigente y conspicua en lo que respecta a la calidad de los productos para el cuidado de la piel. De esta manera, la industria cosmética coreana ‘prueba’ inicialmente sus productos en Seúl antes de llevarlos al mercado mundial. En otras palabras, si el producto se vende con éxito en Seul (vista por muchos como la capital del mundo en el cuidado de la piel) es muy probable que el mismo sea apreciado en el extranjero. Lo anterior impulsa una suerte de carrera entre marcas por sacar al mercado productos  innovadores, efectivos y de muy alta calidad que pueden competir en el mercado local e internacional con precios razonables.

A este punto debe resaltarse que entre las miles de marcas cosméticas de Corea del Sur, el consumidor puede encontrar productos sin igual a precios excelentes (al alcance de cualquier bolsillo). Lo anterior resulta posible no sólo por la amplia oferta existente en el mercado coreano, sino porque al ser el ‘culto a la piel’ parte de la cultura y un elemento de cuidado diario, el mismo deja de ser un lujo para convertirse en una necesidad de orden básico. Otro aspecto interesante se relaciona con el género. El sistema coreano del cuidado de la piel no distingue entre géneros, más bien entre necesidades y tipos de piel. Quienes hayan visto a los integrantes masculinos de bandas de K-pop o K-dramas habrán visto que la piel de porcelana no es exclusiva de las mujeres coreanas.

Un importante aspecto que  sin duda debe considerarse en el análisis de la cosmética coreana tiene que ver con sus atractivos empaques. En tanto hay algunos que son curiosamente bellos, tiernos, coloridos y juguetones, otros suelen ser glamorosos, sobrios, minimalistas y misteriosos (como extraídos de un cuento de hadas oriental). La industria coreana de la belleza ha entendido que un producto fabuloso puede venir en un empaque igualmente bello y original (e incluso caricaturesco). Al parecer, los coreanos tienen muy claro aquello de que todo “entra por los ojos” y que el empaque de un buen producto es también un valor agregado. Yo me incluyo entre aquellas que se inclinan por comprar ediciones limitadas de empaques de mis marcas preferidas.

La importancia atribuida al empaque puede ser comprensible si se piensa en la miríada de marcas que compiten por un espacio en el tocador de la exigente y sofisticada consumidora coreana ¿Si todas las marcas compiten en innovación y procesos de producción, por qué no considerar el empaque? Así que piénsenlo dos veces antes de subestimar un producto que venga en un empaque de Gudetama (el huevito perezoso de Sanrio), de pandas, manzanitas o conejitos. Esos productos con apariencia de ‘juguete’ pueden ser más poderosos y efectivos que aquellos formulados por marcas notoriamente conocidas en occidente y que se venden por un precio muy superior en tiendas de departamento. Por supuesto, también hay diferentes marcas y líneas de productos de cosmética coreana que son prohibitivamente costos, como en el caso de ‘Sulwhasoo’ o ‘The History of Whoo’.

Por muchos años he sido consumidora (obsesivo-compulsiva) de productos de cuidado de la piel. He invertido en ‘cremitas’  caras  tanto como en mis libros de Derecho y por ello puedo decir que los productos coreanos son mi nuevo amor. Difícilmente un producto occidental desplazará a una de mis pócimas asiáticas. Sin embargo, verdad sabida y buena fe guardada, existe un abismo de información que aún nos separa del k-beauty. Ya he perdido la cuenta de las horas que dedico diariamente a investigar marcas, ingredientes particulares, conglomerados empresariales, políticas de pruebas en animales. La belleza coreana constituye otro paradigma y para entenderlo es importante aceptar que la barrera del idioma y de la cultura pueden dificultar el proceso de compra. De allí que yo misma me haya tenido que apoyar no sólo en el libro de Charlotte Cho (que hoy es considerada la ‘biblia’ de la belleza coreana en occidente) y en los recomendados de Soko Glam, sino en decenas de beauty bloggers de Asia o expats occidentales que residen en Corea.

Así las cosas, todos los días me deleito experimentando con algo nuevo, me maravillo, aprendo y me confundo al mismo tiempo. El k-beauty forma parte de mis 15 minutos de spa diario, de mi ‘me time.’

DSC_4316

Es importante anotar que si bien el fenómeno o el sistema del k-beauty está ejerciendo una influencia notoria en la industria cosmética occidental (la tendencia de las BB Creams y las Cushion son apenas un ejemplo), es también claro que occidente también está dejando su impronta en la industria coreana, particularmente en lo que respecta a la importancia atribuida por las consumidoras occidentales a los aspectos éticos y ambientales propios de los métodos de producción. Creo que va a ser cuestión de tiempo para que las marcas coreanas que actualmente no prueban en animales decidan certificarse por un tercero, como  en el caso de sellos tales como Cruelty Free o Leaping Bunny. Marcas coreanas como RE:P y Neogen han sido las primeras en dar este paso. Outin Futures es otra empresa certificada por el Leaping Bunny. Los laboratorios de Outin Futures trabajan con reconocidas marcas coreanas como Etude House, Innisfree, Amore Pacific, Hera, Sulwhasoo, Laneige, Mamonde, Espoir, Iope, Lirikos, entre otros.

A nivel de Estado, Corea del Sur ya adoptado una regulación que no sólo prohíbe sino que también penaliza las pruebas con animales en la industria cosmética. Dicha regulación  entrará en vigor el año entrante (en este sentido ha seguido la línea de la Unión Europea). Con todo y lo anterior, no debemos olvidar que el fenómeno de certificaciones tales como ‘orgánico’, ‘cruelty free’ y ‘free trade’ es relativamente reciente en occidente. De hecho es un tema complejo dado que elementos de trazabilidad, transparencia, participación de stakeholders, equivalencia de practicas y costos involucrados, hacen que muchas compañías que pueden a nuestro juicio ‘estar haciendo las cosas bien’ decidan no certificarse. De allí que el tema de las certificaciones en la industria coreana de la belleza no pueda extraerse de dicho contexto. Con todo y lo anterior, teniendo en cuenta la importancia que para mi en lo personal y en lo académico reviste este asunto, continuaré investigando este tema y compartiendo mis conclusiones en este espacio.

En un próximo post estaré hablando con más detalle de los diferentes pasos que hacen parte del famoso ritual de la belleza coreana. Por supuesto, desde mi experiencia personal. A las interesadas e interesados en tener una piel luminosa les recomiendo leer el libro de Cho y por supuesto estar atentos a lo que viene con mi  boutique. Muy pronto las tardes de té de Espejos en el Ático facilitarán para muchas de mis lectoras  la posibilidad de experimentar  el ritual del k-beauty . Este espacio (sumado al de mi instagram) seguirá compartiendo  sorpresas relacionadas con dicha experiencia ( e.g., fechas de las tardes de té de Espejos en el Ático y la ‘carroza de antojos’). Por el momento,  somos ya muchas las que pensamos que el sistema del k-beauty  propicia el espacio y el momento de auto-cuidado que todas, sin perjuicio de lo ocupadas que seamos, nos encontramos necesitando.

DSC_4615

 

mirror2-jpj

Alejandra Calle

 

 

Fotografía: Carolina Arroyave

 

© Derechos Reservados 2017 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico 2017. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content