+

Preservando el Tono de la Piel de Porcelana: Algunas Disquisiciones a Propósito del Polvo Facial

Polvos sueltos o compactos. Siempre me han acompañado. Aún recuerdo que fue alrededor de los 15 años cuando conocí las gracias (y desgracias) del polvo compacto. Por aquel entonces el único polvo compacto claro al que podíamos acceder las teenagers de los 90’s era el ‘Angel Face’. Así, entre lápices de labios sepia, pestañina y polvo ‘Angel Face’ tuve los primeros devaneos con el maquillaje. El efecto goth/ grunge que de manera o no deliberada se generaba con el contraste de mi piel pálida y los labios marrón bien haría juego con las polillas. Ni contornos, ni blush, ni iluminador. Un look poco o muy afortunado (por los gustos, los colores) que bastaba para hacerme sentir “arreglada”.

De cualquier forma, la juventud de aquellos años hacia cuando menos soportable la sensación del talco en una piel no debidamente hidratada ¿y qué adolecente noventera se preocupaba por la debida hidratación que debe preceder el uso del polvo facial?

a2

Por muchos años el polvo compacto (o en su defecto, el polvo suelto) fue mi único aliado ante la ausencia de bases adecuadas para mi piel clara (en color y en formula). Con horror de vértigo trataba de evitar a toda costa el look del “pancake” que por aquel entonces era casi de rigor en las más adultas. Por fortuna más de tres décadas han ya transcurrido y con ello la evolución de los productos cosméticos. La innovación, el desarrollo y el comercio internacional nos han permitido tener acceso a miles de nuevas formulas con las cuales experimentar.

a6

Los polvos faciales aun siguen siendo un sine qua non en mi tocador y en mi cosmetiquera. Sin embargo, ya no suplen ni reemplazan la base. Todo lo contrario, con una buena brocha y una dosis de prudencia, saben complementarla otorgando un acabado aterciopelado y pulido a la piel. Aunque considero que el acabado ‘dewy’ (o humectado) es sumamente bello, termino por inclinarme más por el acabado aterciopelado (que no necesariamente mate). En una piel debidamente hidratada, de color unificado gracias a una base o a una BB cream adecuada, el polvo cumple una función de terminado y de sellado.

a1

Yo incluso me aventuro a mezclar sutilmente polvos sueltos y compactos en aras de dar un ‘pre-iluminado’ a mi piel. Para ello busco polvos de tonos lila y celeste. Este es un truco que aprendí al experimentar con el maquillaje japonés. Así, entre delicados brochazos de tonos iridiscentes la piel adquiere una discreta coloración de madreperla.

Por supuesto, lo anterior consiste en un experimento de carácter personal. Bien es sabido que no soy maquilladora, aunque me maquille a mi misma (y tal vez a las amigas). Sin embargo, el haber debutado con los pinceles, el oleo y los lienzos, me ha dado licencia para explorar texturas y colores en otros medios. Para este caso, el maquillaje.

En el lienzo de mi propia piel esculpo y trazo. Pinto y sello. Mis fuentes de inspiración aunque variadas, se encuentran especialmente en la pintura del siglo XIX. Aquellas y aquellos que siguen la cuenta de instagram del blog habrán visto que recurrentemente inserto detalles de pinturas decimonónicas, particularmente retratos de damas de pieles níveas y mejillas rosadas. Y es que la imagen inmortalizada de María Antonieta se erige en un icono del tocador de cualquier pálida recalcitrante.

a7

Como regla de oro, sólo uso polvos faciales sueltos o compactos finamente molidos. Creo que ese es el secreto para dar la apariencia de una piel aterciopelada. De lo contrario, la piel puede verse empastada, llegándose incluso a resaltar líneas de expresión existentes o simplemente generadas como consecuencia de una inadecuada hidratación (previa al uso de polvos).

a4

Es una verdadera desgracia que en Colombia exista una limitada (sino inexistente) oferta para las pieles pálidas. Las bases y los polvos faciales son cruciales para general “el lienzo.” Para resaltar la buena piel o para disimular defectos temporales o permanentes. Como coleccionista de maquillaje, soy una compradora exigente. Por lo general voy a una tienda con debida preparación. Conozco el producto antes de adquirirlo, conozco el tono de mi piel con mayor propiedad que el de cualquier representante de ventas. Para las pálidas (que deseen permanecer como tal) es una verdadera pesadilla someterse al escrutinio y por lo general, nefastas recomendaciones de las/los vendedoras/es. Con algunas excepciones, suelo ser la “cliente problemática” de las tiendas locales. Seguramente porque rara vez encuentro lo que busco, tratándose de polvos faciales y de bases. Por ello, debo aprovechar cada viaje para aprovisionarme de los codiciados tonos claros. Todo seria muy sencillo sí Sephora o Kat Von D tuvieran presencia comercial en los trópicos de  Cancer y de Capricornio.

a3

a5

Entre mis polvos asiáticos favoritos se encuentran los de Clé de Peau, Canmake y Kanebo (Milano Collection es literalmente verdadera joya). En los de origen europeo se encuentran Bourjois, Chanel, No 7 y Armani (este ultimo es bueno para la técnica del baking pero no es nada de lo que no pueda prescindir). En Colombia, por fortuna podemos encontrar el polvo suelto de la marca ELF que no sólo es de gran calidad, sino que también es cruelty free y muy económico.

a8

a9

Alejandra Calle

mirror2-jpj
© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle  and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content
+

Joyas en mi Tocador: Descubriendo la Nueva Colección de ‘La Libertad’

 

Desde hace varios años he venido atesorando varias de las piezas que cuidadosamente elabora el diseñador Federico Castrillón en su taller de ‘La Libertad.’ Jamás ha dejado de impresionarme su refinado pero a la vez poderoso homenaje a la naturaleza. Cada una de las joyas de la Libertad recrea formas arquetípicas, alegóricas y simbólicas en donde cada personaje traza un puente de comunicación con quien la aprecia. En cada colección hay o bien algo novedoso (ya sea en diseño o en material) o algo profundamente clásico.

dsc_3341

 

La primera vez que me obsesioné con las joyas de ‘La Libertad’ fue precisamente cuando Federico lanzó su colección de ‘Carnivorismo Salvaje’. Personalmente la encontré extravagantemente bella y temeraria. Los lobos, las serpientes y los zorros dieron muchas veces vida a mi monocromático atuendo. El oro, el negro y el rojo resaltaban como triada alquímica y atemporal en el ‘claro oscuro’ que por lo general siempre he llevado como ‘hábito.’

dsc_3316

Una vez más ‘La Libertad’ me sorprende y me seduce de una manera francamente inesperada.  La colección titulada ‘II’ (Dos) se compone de una serie de piezas de joyería fina. La mezcla de plata, oro, piedras preciosas y semipreciosas otorgan sin duda un nuevo aire a las formas gráciles y delicadas de cada ser o creación alegórica representada en cada pieza. Existe un elemento común en las piezas: la unión (pudiendo tratarse de una unión de afectos o de elementos simbólicos cargados de significado emocional).

dsc_3320

 

En este particular momento de mi vida (ya casi llegando al final de mis 38), comienzo a resonar con  joyas  y complementos que de manera más sobria y quizás más sutil, reflejan aquellas afinidades por ciertos objetos de carga inexorablemente arquetípica o totémica. He de aclarar a este punto que no suelo usar joyas a la ligera. Para mi, toda pieza de joyería o accesorio debe constituirse en una especie de ‘talismán’ o de ‘armadura’ personal. Debe tratarse de una pieza que tenga el poder de “marcar” un momento de mi vida, de identificar un propósito, de afianzar o combatir un estado de ánimo determinado, o simplemente de cristalizar una imagen arquetípica con la actual me encuentre resonando.

dsc_3582

En la colección ‘II’ todo lo anterior se encuentra condensado. Son varias las piezas que podrían fácilmente encajar con dichos criterios. Y es que durante varios años el genio creador de Federico Castrillón, ha logrado inspirar a muchos y a muchas (obviamente me incluyo en la pluralidad desde mi propia individualidad). Cada imagen que observa el lector se compone de un elemento onírico recreado tanto en la joya como en la atmosfera de la imagen. Por suerte, para la realización de este homenaje a modo de reportaje visual, conté con el maravilloso lente de Carolina Arroyave. Carolina, desde su admiración por la joyería de ‘La Libertad’ supo capturar el alma y la impronta de cada pieza de la colección ‘II’. Cada imagen se compone de una muy intima interacción entre mi estilo personal y lo que en mi evoca la joya.

dsc_3542

Espero que esta serie de imágenes puedan hacer justicia a la sobria belleza de cada pieza. Es importante mencionar que a la fecha existen pocas unidades disponibles. Sin embargo cada joya puede ser solicitada por encargo y a medida. Incluso pueden solicitarse modificaciones de acuerdo a las preferencias del ‘coleccionista’.

dsc_3387

Para conocer más detalles sobre esta espléndida colección les invito a visitar la pagina oficial de ‘La Libertad’. Allí podrán encontrar la descripción de cada joya, al igual que la fuente de inspiración del diseñador.

dsc_3199

mirror2-jpj

 

Alejandra Calle

Fotografía: Carolina Arroyave

© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle & Carolina Arroyave and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content

 

 

 

 

 

 

+

Un recorrido visual por la cotidianidad de mi tocador

Visita nuestra cuenta de Instagram: @mirrorsintheattic

fullsizerender

Con el objetivo de generar una comunidad alrededor de la “belleza pálida” hemos decidido crear el hashtag   #mirrorsintheattic. De esta manera será mucho más sencillo que nuestros seguidores y seguidoras (sin perjuicio de su ubicación geográfica) puedan compartir sus tips de maquillaje, productos recomendados y fuentes de inspiración.