+

Glips Cosmetics: Una Marca Nacional para Enamorarse

Una mañana de café y pintalabios. Una mañana de inspiración e historias. Así fue mi mañana del pasado sábado en compañía de Andrea y Laura Maya, creadoras de la marca de cosméticos Glips. Estas encantadoras emprendedoras antioqueñas me cautivaron con el fascinante relato que precede la creación de una marca que desde hace meses se ganó un espacio especial en mi tocador y cosmetiquera.

a24

a10

Con gran amabilidad y disposición, Andrea y Laura me abrieron las puertas de Glips para compartir conmigo sus experiencias y sus labiales (tuve la fortuna de probar casi todos los tonos). Sobra decir que me sentía como una niña en una tienda de dulces. Y es que no puede ser coincidencia el que al interior de su colección encontremos nombres tales como Macaroon, Cinnamon y Cotton Candy.

a9

Entre swatches desordenados de labial y anécdotas de emprendimiento pude abrirme paso por el mundo de Glips. Un mundo caracterizado por una innovadora propuesta de colores, texturas, evocaciones, compromiso ambiental y el valioso “Hecho en Colombia”.

A pesar de las limitaciones propias de la creación de una empresa, especialmente cuando se piensa en la generación de formulas de maquillaje que sean competitivas y a la altura no sólo del mercado local sino del internacional, Glips se erige como una marca digna de ser tenida en cuenta por las make up addicts más exigentes.

Fue precisamente el haber conocido algunos de sus productos hace ya unos meses y el estar gratamente impresionada con su calidad, lo que me llevó a contactar a Laura y Andrea. La investigadora, la académica que hay en mí (más allá de la coleccionista de maquillaje) intuyó que este exitoso proyecto de emprendimiento nacional con algo más de dos años de existencia será digno de ser documentado a futuro.

a18

a23

Con todo y lo fascinante de la bitácora empresarial de Glips, mi intención inicial durante esta visita exploratoria fue la de conocer más a fondo sus productos, que dicho sea de paso, contienen una fórmula hidratante a base de aceites y ceras naturales. Las texturas y pigmentación de los lipStick matte de Glips son sin duda maravillosas. La primera vez que compré uno de sus labiales (Cinnamon) tuve una especie de déjà vu. Sentí que ya había probado algo similar en los labiales de textura satín de MAC (de los que llegué a acumular una cantidad considerable). Sin embargo, los labiales de Glips son concebidos y elaborados en Colombia para satisfacer los gustos de las más exigentes.

Aunque no son veganos, tienen el invaluable atributo de no ser probados en animales. Cada ingrediente es minuciosamente seleccionado y ponderado por las creadoras. Nada sale de los laboratorios sin la exhaustiva valoración y análisis de las emprendedoras. Glips es el “niño de los ojos” de estas jóvenes empresarias y es una de esas joyas que las mujeres colombianas deben conocer y atesorar.

No importa cuantas veces al año visitemos Sephora, Ulta, Nordstrom, Boots, Selfridges , Brown Thomas o cualquier Duty Free para abastecernos de maravillosos artilugios que no se encuentran en el país. Tampoco importa el hecho de que algunas tiendas de IG locales vendan por precios exorbitantes (léase gouging prices) lo que en su defecto podemos adquirir online o incluso aventurarnos a comprar por Ebay. Glips está aquí y tenemos el privilegio de adquirir sus hermosos productos (LipSticks, LipBalms y LipLiners).

Con orgullo y alegría puedo decir que muchas veces he llegado a ignorar mis labiales importados más atesorados por usar los bellos tonos de Glips. Siento que tengo el privilegio de poder adquirir una colección de productos que en el exterior muchas mujeres se morirían por probar. Esperemos que en un futuro cercano, Andrea y Laura puedan llevar este producto de calidad de exportación a otros mercados. Durante nuestro encuentro, ese fue uno de nuestros temas de conversación. Por supuesto, la gran limitante no es la calidad del producto, sino las múltiples barreras no arancelarias a las que son sometidas los cosméticos.

Entre todos los tonos de la creciente colección de Glips destaco mi amor incondicional por Cumbia, Merlot (estos dos tonos combinados son un sueño), Naked, Cinnamon, Boho, Chance, Cupcake y Velvet. Sin embargo planeo sin reato de conciencia conseguir toda la colección (o por lo menos gran parte de ella). Ya vendrán sorpresas con Glips y el proyecto de este blog. En tanto, aventúrense a conseguir por lo menos un labial para que me cuenten cuáles son sus impresiones. Es probable que les suceda lo que a mi y dejen a sus marcas importadas favoritas esperando por un turno o durmiendo el sueño de los justos en su tocador.

a16mirror2-jpj

Alejandra Calle

© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle  and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content
+

La Belleza Pálida de los Personajes de la Literatura inglesa del Siglo XIX

 

Jane Eyre, Anne Elliot, Emma Woodhouse, las hermanas Bennet y las hermanas Dashwood comparten entre ellas varias características, son todas personajes de novelas británicas que han pasado a ser parte del canon de la literatura occidental. Las autoras que las crearon –Charlotte Brontë y Jane Austen- fueron, por coincidencia, hijas de clérigos y mujeres educadas lejos de grandes centros urbanos. La circunstancias tanto de las autoras como de sus heroínas, formaron en ellas personalidades independientes y fuerte que no siempre se dejaron seducir por los convencionalismos sociales. Entre muchos otros aspectos su representación de la belleza femenina está incluida en su independencia de carácter.

Sally Siddons (1775-1803)

En la novela de Charlotte Brontë, Jane Eyre tiene una infancia difícil, educada de manera rigurosa muy pronto trabaja como institutriz. En la novela, la estética de sus vestidos oscuros, su pelo negro peinado de manera sencilla y su tez pálida es objeto de burlas por otras mujeres que de acuerdo con los convencionalismos sociales de su época tienen peinados elaborados, así como maquillaje y vestidos coloridos. Sin embargo Jane mantiene durante toda la novela su estética pálida y su personalidad fuerte y silenciosa; con felices consecuencias al final.

portrait-of-russian-actress-vera-samoylova-by-pluchart-1840

En “Persuation” de Jane Austen, Anne Elliot es descrita como de cabello oscuro y tez pálida, su tranquilidad de carácter contrasta con el de otras mujeres de la novela, ella es al tiempo una joven activa y sociable, pero diferente desde muchos puntos de vista. Emma Woodhouse es la protagonista de la novela del mismo nombre, llena de alegría Emma tiene los recursos suficientes para comprar cualquier objeto de la última moda de su tiempo, sin embargo prefiere los vestidos sencillos y claros en verano y muy pocos ornamentos. Elizabeth Bennet, la protagonista de “Pride and Prejudice” no solo contradice a su madre en convenciones matrimoniales, también en colores de maquillaje, peinados y cultura. Finalmente en “Sense and Sensibility” cuando Elinor y Marianne Dashwood visitan Londres, la sencillez de sus vestidos, peinados y maquillaje es objeto de comentarios malintencionados, sin embargo, particularmente Elinor con su seguridad y tranquilidad enamora a cualquier lector.

 

portrait-of-elizabeth-mrs-horsley-palmer-d-1839-by-thomas-lawrence-19h-century

Pensar que todas las mujeres en la Inglaterra del siglo XIX participaban de la misma representación estética de la palidez es alejado de la realidad. Como respuesta a la generalizada tez blanca de la mayor parte del país mucha mujeres respondieron recargando su maquillaje, en particular con rubores de colores encendidos. Sin embargo las novelas de dos autoras inteligentes y sensibles nos demuestran que existieron mujeres que prefirieron la palidez, no solo como un estándar de belleza, sino como una parte fundamental de su personalidad.

mirror2-jpj

Texto: Rafael Tamayo Franco (PhD en Historia, Universidad Nacional de Colombia)

© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle  and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content
+

Preservando el Tono de la Piel de Porcelana: Algunas Disquisiciones a Propósito del Polvo Facial

Polvos sueltos o compactos. Siempre me han acompañado. Aún recuerdo que fue alrededor de los 15 años cuando conocí las gracias (y desgracias) del polvo compacto. Por aquel entonces el único polvo compacto claro al que podíamos acceder las teenagers de los 90’s era el ‘Angel Face’. Así, entre lápices de labios sepia, pestañina y polvo ‘Angel Face’ tuve los primeros devaneos con el maquillaje. El efecto goth/ grunge que de manera o no deliberada se generaba con el contraste de mi piel pálida y los labios marrón bien haría juego con las polillas. Ni contornos, ni blush, ni iluminador. Un look poco o muy afortunado (por los gustos, los colores) que bastaba para hacerme sentir “arreglada”.

De cualquier forma, la juventud de aquellos años hacia cuando menos soportable la sensación del talco en una piel no debidamente hidratada ¿y qué adolecente noventera se preocupaba por la debida hidratación que debe preceder el uso del polvo facial?

a2

Por muchos años el polvo compacto (o en su defecto, el polvo suelto) fue mi único aliado ante la ausencia de bases adecuadas para mi piel clara (en color y en formula). Con horror de vértigo trataba de evitar a toda costa el look del “pancake” que por aquel entonces era casi de rigor en las más adultas. Por fortuna más de tres décadas han ya transcurrido y con ello la evolución de los productos cosméticos. La innovación, el desarrollo y el comercio internacional nos han permitido tener acceso a miles de nuevas formulas con las cuales experimentar.

a6

Los polvos faciales aun siguen siendo un sine qua non en mi tocador y en mi cosmetiquera. Sin embargo, ya no suplen ni reemplazan la base. Todo lo contrario, con una buena brocha y una dosis de prudencia, saben complementarla otorgando un acabado aterciopelado y pulido a la piel. Aunque considero que el acabado ‘dewy’ (o humectado) es sumamente bello, termino por inclinarme más por el acabado aterciopelado (que no necesariamente mate). En una piel debidamente hidratada, de color unificado gracias a una base o a una BB cream adecuada, el polvo cumple una función de terminado y de sellado.

a1

Yo incluso me aventuro a mezclar sutilmente polvos sueltos y compactos en aras de dar un ‘pre-iluminado’ a mi piel. Para ello busco polvos de tonos lila y celeste. Este es un truco que aprendí al experimentar con el maquillaje japonés. Así, entre delicados brochazos de tonos iridiscentes la piel adquiere una discreta coloración de madreperla.

Por supuesto, lo anterior consiste en un experimento de carácter personal. Bien es sabido que no soy maquilladora, aunque me maquille a mi misma (y tal vez a las amigas). Sin embargo, el haber debutado con los pinceles, el oleo y los lienzos, me ha dado licencia para explorar texturas y colores en otros medios. Para este caso, el maquillaje.

En el lienzo de mi propia piel esculpo y trazo. Pinto y sello. Mis fuentes de inspiración aunque variadas, se encuentran especialmente en la pintura del siglo XIX. Aquellas y aquellos que siguen la cuenta de instagram del blog habrán visto que recurrentemente inserto detalles de pinturas decimonónicas, particularmente retratos de damas de pieles níveas y mejillas rosadas. Y es que la imagen inmortalizada de María Antonieta se erige en un icono del tocador de cualquier pálida recalcitrante.

a7

Como regla de oro, sólo uso polvos faciales sueltos o compactos finamente molidos. Creo que ese es el secreto para dar la apariencia de una piel aterciopelada. De lo contrario, la piel puede verse empastada, llegándose incluso a resaltar líneas de expresión existentes o simplemente generadas como consecuencia de una inadecuada hidratación (previa al uso de polvos).

a4

Es una verdadera desgracia que en Colombia exista una limitada (sino inexistente) oferta para las pieles pálidas. Las bases y los polvos faciales son cruciales para general “el lienzo.” Para resaltar la buena piel o para disimular defectos temporales o permanentes. Como coleccionista de maquillaje, soy una compradora exigente. Por lo general voy a una tienda con debida preparación. Conozco el producto antes de adquirirlo, conozco el tono de mi piel con mayor propiedad que el de cualquier representante de ventas. Para las pálidas (que deseen permanecer como tal) es una verdadera pesadilla someterse al escrutinio y por lo general, nefastas recomendaciones de las/los vendedoras/es. Con algunas excepciones, suelo ser la “cliente problemática” de las tiendas locales. Seguramente porque rara vez encuentro lo que busco, tratándose de polvos faciales y de bases. Por ello, debo aprovechar cada viaje para aprovisionarme de los codiciados tonos claros. Todo seria muy sencillo sí Sephora o Kat Von D tuvieran presencia comercial en los trópicos de  Cancer y de Capricornio.

a3

a5

Entre mis polvos asiáticos favoritos se encuentran los de Clé de Peau, Canmake y Kanebo (Milano Collection es literalmente verdadera joya). En los de origen europeo se encuentran Bourjois, Chanel, No 7 y Armani (este ultimo es bueno para la técnica del baking pero no es nada de lo que no pueda prescindir). En Colombia, por fortuna podemos encontrar el polvo suelto de la marca ELF que no sólo es de gran calidad, sino que también es cruelty free y muy económico.

a8

a9

Alejandra Calle

mirror2-jpj
© Derechos Reservados 2016 Espejos en el Atico Todos los Derechos Reservados.

DERECHOS DE AUTOR.
Todos los contenidos de este Blog (Incluyendo, pero no limitado a, texto, contenido, y fotografías) están sujetos a derechos de propiedad por las leyes de Derechos de Autor y demás Leyes relativas Internacionales. No reproducir sin autorizacion.
© Alejandra Calle & Espejos en el Atico 2016. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Alejandra Calle  and Espejos en el Atico with appropriate and specific direction to the original content